A una semana de las elecciones en Alemania, las encuestas pronostican que la ultraderecha llegará por primera vez al Bundestag

13

El partido de derecha y anti inmigración Alternativa para Alemania (AfD, por sus siglas en alemán) se consolida en la tercera posición en intención de votos, según una encuesta publicada el domingo en medios alemanes, superando de esta manera a la izquierda y al Partido Verde a una semana de las elecciones federales.

Así, esta fuerza política ultranacionalista y contraria a la Unión Europea (UE) podría llegar al Bundestag (Parlamento, en alemán) por primera vez desde su creación en 2013, si la tendencia se mantiene.

El instituto de encuestas Emnid, citado por el periódico Bild, indicó que la AfD, cuyo líder más visible es Alexander Gauland, tiene una intención de voto del 11%, por encima del 10% de la Izquierda, el 9% del Partido Democrático Libre (FDP) y el 8% de los ecologistas.

Se trata del partido de ultraderecha más exitoso desde la creación de la República Federal de Alemania, en 1949 y tras la experiencia nazi en la Segunda Guerra Mundial, el cual tiene su base electoral en los estados de la vieja Alemania Oriental, los cuales reportan niveles de pobreza y desempleo muy superiores a sus vecinos occidentales.

Pero de cualquier manera se ha expandido a 13 de los 16 estados alemanes, recolectando no sólo el obvio voto neonazi sino también el de electores decepcionados con diferentes partidos de centro. En 2015, en lo más alto de la crisis de refugiados en Europa, AfD llegó a una intención del 15% de votos, aunque ahora se redujo a apenas encima del 10.

Su agenda es sencilla pero efectiva: oposición a la llegada de refugiados, freno al aumento de la injerencia de la UE y la protección de la cultura alemana, lo que ha vinculado a la AfD con el grupo Pegida (Patriotas Europeos Contra la Islamización de Occidente, en alemán), de menor envergadura pero más fanatizado.

Kathrin Göring-Eckardt, del Partido Verde, prometió sin embargo dar “una golpe sorpresivo” la semana próxima. Mientras que Christian Lindner, del FDP, aseguró que su fuerza llegará al tercer puesto para convertirse en la “principal oposición” al gobierno, según destacó la cadena Deutsche Welle.

Por otro lado la Unión Democrática Cristiana (CDU) de la canciller Angela Merkel lidera con el 36% según Emnid, muy por delante de la Socialdemocracia (SPD), con el 22%, que lleva al presidente del partido Martin Schulz como candidato.

En las elecciones del próximo domingo 24 de septiembre se elegirán parlamentarios para el 19° Bundestag, que a su vez escogerán a un nuevo canciller, el cargo ejecutivo de mayor importancia en el país.

Ya que la elección de un canciller requiere de una mayoría absoluta y ninguna fuerza está cerca de estos números, el sistema favorece la creación de coaliciones, al igual que en 2013 cuando la CDU y el SPD se unieron con ese fin.

De acuerdo a los números de Emnid y otras encuestadoras, Merkel sería reelecta para el cargo por cuarta vez consecutiva, y es probable que la coalición vuelva a formarse para este fin.

Pero aún así deberá enfrentarse al progresivo debilitamiento de su gobierno por causa de la crisis de los refugiados, la incertidumbre económica provocada por el Brexit y las posturas proteccionistas del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y la ola de ataques terroristas en Europa, entre otras cuestiones.

LEA MÁS:

Alemania: 400 detenidos durante el congreso del partido populista AfD

Los líderes de ultraderecha europea realizan una cumbre y no dejan ingresar a la prensa

Polonia exige a Alemania que la compense por los crímenes del nazismo