La búsqueda de Santiago Maldonado se concentra en 500 metros alrededor del río Chubut

5

La desaparición del artesano

Tras la orden del juez, entraron unos 150 efectivos y buzos a “tierra sagrada mapuche”. La hipótesis del magistrado es que Maldonado se ahogó. El agua es turbia y rastrean al tacto.

Operativo de búsqueda por Santiago Maldonado ordenado por el juez Guido Otranto en el interior de Cushamen. Cómo se divide el operativo.

de Política

los videos más vistos

comentarios

Este lunes, alrededor de las 5 de la mañana, empezó el mayor operativo de búsqueda hasta la fecha por la desaparición de Santiago Maldonado. El juez Guido Otranto ordenó que más de 150 efectivos se abocaran a las pesquisas en el interior de Cushamen, un territorio ocupado por los mapuches. Pasaron 49 días desde que no se sabe dónde está el artesano de 28 años.

Según pudo observar este diario, se implicaron agentes de la policía Federal, provincial de Chubut, miembros de la Estación de salvamento y buceo de Bariloche y personal judicial.

El juez ordenó expresamente que no pudieran ingresar las partes. El hermano de Maldonado, Sergio, llegó hasta un punto de control frente al museo Leleque, a 7 km de Cushamen y debió volver a Esquel, ubicado a 95 km del llamado Pu Lof. Otra vez, fue muy duro con el juez.

La búsqueda se desarrollará a lo largo de todo el día y quedará centrada en especial en los márgenes del río. Buzos y agentes se ocupan de rastrear desde la zona en que habría sido visto por última vez el tatuador y hacia 500 metros en dirección a Esquel siguiendo la fuerza de la corriente.

Está pesquisa se basa en la teoría de Otranto de que el joven se habría ahogado intentando cruzar el caudal mientras huía de agentes de la Gendarmería Nacional que realizaban un operativo de seguridad.

El agua tiene una temperatura de 5 grados y según expertos de la zona consultados por este diario, bastan 3 minutos para que el cuerpo entre en una suerte de colisión interna.

Experiencias con cuerpos y objetos como pequeñas embarcaciones en este cauce y similares de la provincia les indican a los especialistas que estos tienden a quedarse la mayoría de la veces abajo del agua, enredados entre las ramas duras y tupidas de los sauces.

Cómo en esta época del año, el flujo viene cargado de sedimentos, los buzos deben buscar a ciegas y a través del tacto. Por lo tanto su única oportunidad de rescatar un cuerpo es teniendo contacto directo con él.

El operativo total se extiende entre el Pul lof y hasta unos 400 metros hacia Esquel. La corriente es fuerte y el agua no deja percibir casi nada de lo que hay debajo. También hay abundante cantidad de madera flotante, lo que entorpece el rastrillaje y lo vuelve más peligroso de lo habitual.

Operativo de búsqueda por Santiago Maldonado ordenado por el juez Guido Otranto en el interior de Cushamen. Cómo se dividió el territorio para el operativo.

Según le indicó un reconocido guía del Chubut a Clarín, por una cuestión natural prácticamente es imposible que un cuerpo continúe flotando sin encontrar resistencia más allá de los 2.000 a 2.500 metros partiendo del territorio tomado.

En ese sector se levantan verdaderas murallas de vegetación patagónica que hacen muy difícil incluso flotar en embarcaciones por el río, explica.

Una mirada sobre los mapas exhibidos por el Google Earth revelan con claridad que el río queda asfixiado por una multitud de sauces.

Los buzos y gendarmes deben avanzar a paso lento obstruidos por esa plantación. A esto se les suma la figura propia que carácter al río y que recuerda una interminable serpiente.

Los drones son utilizados por personal especializado de la Policía Federal para tratar de encontrar señales de ropas o cualquier utensilio que haya quedado sobre el borde del río y que pueda servir de indicio de la presencia de Maldonado.

Hasta ayer el juez Otranto se mantuvo reacio a regresar al territorio tomado. En una de sus últimas declaraciones a la prensa afuera de los tribunales federales el magistrado había dejado entender que no lo consideraba necesario.

Según pudo averiguar este diario, Otranto habría recibido información clave que lo impulsó a ingresar a esta zona tomada por un grupo radicalizado mapuche.

Fuentes de Gobierno le dijeron a Clarín que existe optimismo sobre estos trabajos. “Estamos cerca de la verdad”, indicó una alta fuente.

Otranto daría por confirmado que los propios mapuches buscaron por su cuenta a Maldonado el 2 de agosto.Este dato le habría resultado contundente para alentar la hipótesis de que el cuerpo de Maldonado siempre estuvo allí en un sector de no más de 400 metros.

En este momento el caudal llega al 1.60 metro, unos de los mayores del año, con “pozones” de hasta 3 metros de profundidad. Maldonado, explican fuentes, podría haber caído en un pozo de esta envergadura para quedar atrapado por las ramas. El tiempo de resistencia al agua promedio de 3 minutos pudo haber sellado su suerte.

Imágenes aéreas, este lunes, de la zona que rastrean en la búsqueda de Santiago Maldonado, en Cushamen.

Imágenes aéreas, este lunes, de la zona que rastrean en la búsqueda de Santiago Maldonado, en Cushamen.

Operativo de búsqueda por Santiago Maldonado ordenado por el juez Guido Otranto en el interior de Cushamen, territorio ocupado por los mapuches.

Imágenes, este lunes, de la zona que rastrean en la búsqueda de Santiago Maldonado, en Cushamen.

Imágenes aéreas, este lunes, de la zona que rastrean en la búsqueda de Santiago Maldonado, en Cushamen.

En la zona se ha registrado casos de personas ahogadas en este mismo río o en lagos cercanos de similares características y la conducta de los cuerpos sigue una regla, avanzan unos metros, son atrapados por remolinos y luego quedan incrustados en pozos a una profundidad de 1.50 a 3 metros dependiendo del sector, explican especialistas a Clarín.

Hoy autoridades del Gobierno nacional tenían amplias expectativas de encontrar al menos un rastro o señal de que el joven había perecido allí.

Una versión que tomaba fuerza este lunes indica que Maldonado se metió temeroso al agua, y llevó hasta una altura en que le llegaba hasta más arriba de la cintura. Este sería el momento en que agentes lo observaron o desde la orilla o desde arriba de la declinación que conduce al río. Maldonado no habría podido volver sobre sus pasos y sucumbió ante la correntada. Los mismos mapuches habrían sido testigos de la situación, por lo que iniciaron su propio rastrillaje un día después del operativo, el 2. En los márgenes habría huellas de camionetas y pisadas que confirmarían esto.

El plan de trabajo de hoy, además, abarcaba una búsqueda amplia hacia los costados inmediatos del río. De acuerdo al esquema bajo el cual trabajan los agentes y al cual tuvo acceso exclusivo Clarín, el propósito global es cubrir 7 sectores distintos (ver fotos que acompañan esta nota) que parten del Pu lof y se extienden entre 4 y 5 kilómetros en dirección a Esquel.

Los rastreos en agua quedan específicamente marcados de acuerdo a sus características. Por ejemplo, se fijan puntos de interés en zonas de mayor vegetación que pudieran impedir el paso del cuerpo o áreas en las que hay pequeñas viviendas que adecuadas como resguardo o sitio de ocultamiento. El plan general es amplio y ambicioso y se distribuye entre un costado y el otro del río, siguiendo en todo momento el sentido de la corriente.

te puede interesar

Para comentar, activá tu cuenta desde el mail que enviamos a tu casilla de correo.

Registro Propiedad Intelectual: 5344702. Propietario Arte Gráfico Editorial Argentino S.A. © 1996-2017 Clarín.com – Clarín Digital – Todos los derechos reservados.

*