Cristina Kirchner se enfoca en los distritos más K para frenar un repunte de Cambiemos

11

La pelea bonaerense

Hablan de la “tercera grande”, que abarca zona sur y distritos del oeste. La campaña se concentrará en especial en los municipios en los que ganó la ex presidenta en las PASO.

Cristina Kirchner en el acto de campaña en Florencio Varela, el domingo (Foto: Rolando Andrade).

de Política

los videos más vistos

comentarios

“El macrismo tiene su Matanza, es la pampa húmeda”. La metáfora, electoral y política, la cita un dirigente peronista que fue ladero de Néstor Kirchner y escoltó, más distante, a Cristina Kirchner pero ya no forma parte del universo K.

Como pampa húmeda puede tomarse el continente electoral que forman las cinco secciones del interior (sin el conurbano y sin La Plata) donde Cambiemos juntó cerca de un millón de votos y derrotó por unos 420 mil votos a las listas K.

Por otro lado, en el conurbano sur, Cristina -la boleta más taquillera de Unidad Ciudadana- derrotó por 400 mil votos a Esteban Bullrich. Simple: la pampa húmeda y la Tercera Sección prácticamente se compensan.

En los 34 días de campaña que le quedan por delante, la ex presidenta es enfocará en lo que los operadores del PJ llaman “Tercera Grande” que además de los distritos de conurbano sur abarca campiñas del oeste.

En Matanza, la ex presidenta sacó una ventaja de 150 mil votos sobre Cambiemos. Pero en Merlo ganó por 70 mil, en Moreno por 50 mil, en José C. Paz por 40 mil y en Malvinas por 30 mil. Ese corredor, de comportamiento electoral similar, fue la base del voto K y es el territorio donde la ex presidenta pondrá más énfasis. “Para retener y para sumar puntos”, dicen a Clarín desde el staff K.

Cristina Kirchner con su compañero en la boleta, Jorge Taiana, en el acto del domingo en Florencio Varela.

En la mesa de arena cristinista saben que el Gobierno saldrá a pelear en esos territorios porque, como explica un intendente, cada voto doble. “El voto que sumás, es uno más para vos y uno menos para el otro, como en un balotaje”, anticipa el tono de la disputa.

En los cuarteles del PRO ponen la mira en la zona oeste donde los resultados fueron más flojos de lo esperado. Citan, como ejemplo, Moreno donde se acordó una lista única contra un intendente nuevo y con “problemas de gestión” como Walter Festa. Pero fue una “paliza” de Unidad Ciudadana.

El acto del domingo en Florencio Varela es una avanzada de cómo será la campaña de Cristina, que se concentrará fuertemente en los lugares donde ganó. “No es fácil crecer en Mar del Plata donde la gestión municipal es pésima pero Cambiemos igual ganó por 20 puntos”, analiza un armado K.

De ahí la hipercentralidad de Cristina en la campaña. Aunque hubo matices, la cuestión local incidió poco. Otro caso: en Lanús, Néstor Grindetti tiene buena imagen -una medición K la ubicó en 60%- pero en ese distrito ganó Cristina.

De ahí que, como estuvo en Ituzaingó, Avellaneda y Varela, la ex presidenta baje mañana a Berazategui -donde hoy estuvo Mauricio Macri- y tenga programada casi una visita diaria, de acá hasta la veda del 19 de octubre, a algún punto del gran Buenos Aires.

Acto de Cristina Kirchner, el domingo pasado en Florencio Varela (Foto: Rolando Andrade).

El problema (o la oportunidad) es, una vez más, Sergio Massa. En el mismo segmento donde Cristina ganó con cierto margen es donde Massa todavía mantiene visibilidad y votos. Cristina quiere, por eso, enfocarse en el voto peronista -el voto de Massa en el conurbano, dicen los estrategos K, es básicamente peronista- por lo que martilla, y lo seguirá haciendo, con la idea de la “unidad” y de la “principal oposición”.

te puede interesar

Para comentar, activá tu cuenta desde el mail que enviamos a tu casilla de correo.

Registro Propiedad Intelectual: 5344702. Propietario Arte Gráfico Editorial Argentino S.A. © 1996-2017 Clarín.com – Clarín Digital – Todos los derechos reservados.

*