La gimnasta con un corazón a prueba de mil lesiones

1

Gimnasia artística

La marplatense Ayelén Tarabini se recuperó de la rotura del tendón de Aquiles derecho, que la marginó de Río 2016, y sólo tiene en mente ser olímpica en Tokio 2020.

Ayelén Tarabini, en su hábitat: en un torneo de gimnasia artística, en Quilmes, su club.Foto: Fabián Gastiarena

de Polideportivo

comentarios

Se cayó muchas veces Ayelén Tarabini. En los 22 años dedicados a la gimnasia artística, su cuerpo se rompió más de una vez, exigido por la dureza del entrenamiento y la competencia de alto rendimiento. Pero ella nunca se rindió, nunca renunció y nunca perdió su sonrisa amplia y franca. Tras cada lesión, se levantó, se recuperó y volvió a empezar, como lo hace hoy. Es que después de aquella rotura del tendón de Aquiles de su pie derecho, que sufrió en octubre de 2015 en el Mundial de Glasgow, la marplatense está lista para volver a la competencia y, más motivada que nunca, ya tiene la mente puesta en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

“Estoy con mucha adrenalina. Siempre encaré las recuperaciones con muchas ganas de volver, de hacer más cosas y de buscar mayor dificultad en los ejercicios. Me encanta desafiarme a mí misma. Disfruto mucho la competencia y cuando estoy arriba de los aparatos es cuando mejor me siento. En ese momento, soy yo. Además, en mi cabeza me veo en una final olímpica y hasta que no consiga eso, no voy a parar“, cuenta en una charla con Clarín desde su ciudad natal, donde se colgó la medalla de oro en el all around del Campeonato Provincial, su primera competencia oficial desde el regreso.

Ayelén disfrutaba del mejor momento de su carrera en octubre de 2015. En abril de ese año había conseguido su quinta medalla en una Copa del Mundo: el bronce en suelo en Ljubljana, Eslovenia. Ese logro se sumó a la plata en suelo y el bronce en salto en Barcelona 2008 y al oro en suelo y el bronce en salto también en el certamen esloveno de 2014. Y gracias a sus excelentes actuaciones en varios torneos, se había trepado al primer lugar de los rankings mundiales de suelo y viga, un logro histórico para la gimnasia argentina. Así llegó a Glasgow para disputar el Mundial, donde no sólo buscaba un podio, sino también asegurarse una clasificación a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, que tenía prácticamente en el bolsillo. Pero durante su rutina en suelo, en su debut, se lesionó.

Meses después, contaría que antes de empezar a girar en el aire con el doble mortal, ya sabía que el tendón se había roto. Y que cuando aterrizó en la colchoneta, sintió que la pierna se le prendía fuego. Una lesión de esa gravedad hubiera marcado el final de la carrera para muchos. No para ella. A ella, el golpe la fortaleció.

“Estas situaciones me desaniman a veces, es cierto, pero siempre me hacen más fuerte. Esta lesión, la peor de mi carrera, me quitó cosas, aunque también me dio otras. No fue nada lindo quedarme afuera de Río, pero sé que di todo y me saqué una gran mochila de encima, porque venía con mucha presión y estaba buscando una clasificación olímpica. Entonces en parte me sentía satisfecha y por otro lado me quedó un poquito de nostalgia. No bronca, porque nunca tuve bronca por lo que pasó. Creo que estas cosas pasan por algo. Tal vez hice algo mal yo, tal vez simplemente tenía que pasar. Estaba mal porque era otra vez el tendón y porque venía con un año excelente, pero lo tomé bastante tranquila”, explica la marplatense, que de lesiones sabe mucho.

En 2011, justo cuando empezaba a soñar con Londres 2012, tuvo una rotura parcial del tendón de Aquiles del pie izquierdo. Un par de años más tarde, se rompió el manguito rotador del hombro izquierdo y tuvo que pasar por el quirófano. Y a fines de 2014, sufrió una luxación en un codo. Esas fueron las lesiones graves que la obligaron a parar durante meses, aunque no le quebraron el espíritu.

La sonrisa no abandona jamás el rostro de Ayelén Tarabini.Foto: Fabián Gastiarena

“Siempre digo que soy un poco cabeza dura. Creo que cualquiera otra gimnasta, al menos acá en Argentina, hubiera dejado con tantas lesiones. Pero yo nunca pensé en dejar. Lo que me pasó en 2015 no me sacó ganas ni me cambió los objetivos. Tal vez sí cambié la forma en que encaré la recuperación. En las lesiones anteriores, siempre volvía a competir a los tres o cuatro meses. Pero esta vez me lo tomé con más calma”, asegura Tarabini, que sigue entrenándose en el club Quilmes de Mar del Plata bajo la tutela de Lucía y Marina Lamanda, con quienes dio sus primeros pasos en este deporte cuando tenía apenas tres años.

Hoy lo peor quedó atrás y Ayelén está lista para volver al ruedo. “El tendón está bárbaro, aunque a veces todavía me marca un poco el ritmo. Este deporte requiere excelencia y eso significa repetir, repetir y repetir los ejercicios. Y cuando quiero hacer muchas repeticiones o sumar dificultad, se endurece y al otro día me cuesta caminar. Por eso nos vamos a tomar este año con calma y a hacer una vuelta progresiva, para encarar con todo la próxima temporada”, explica.

Por eso en lo que queda de 2017 disputará tres torneos: el Panamericano de Lima, Perú, en agosto; los Juegos Bolivarianos en Santa Marta, Colombia, en noviembre; y el Sudamericano de Cochabamba, Bolivia, en diciembre. Todo pensando en Tokio 2020, su gran objetivo.

“Es lo único que me quedaría por disputar, porque ya pasé por todo. Pero no me gustaría ir sólo a participar. Tengo nivel como para estar en una final y sé que algún día lo voy a lograr. Si no es en Tokio, aguantaré cuatro años más“, comenta quien llegaría a la cita de la ciudad japonesa con 28 años.

Ayelén Tarabini, en pleno entrenamiento en Quilmes.Foto: Fabián Gastiarena

“En lo físico voy a estar bárbara para los Juegos. Y con la edad, también. Hoy hay gimnastas compitiendo a nivel mundial con más de 30 años. A fines de enero estuve entrenándome en Miami y en un torneo me encontré con Oksana Chusovitina, que se acuerda de mí porque en 2015 compartimos mucho en las Copas del Mundo y siempre estábamos en las finales. Ella se cortó el tendón de Aquiles dos veces y también se operó el hombro. Todos le decían que no iba a volver, que era imposible. Pero hoy, a los 41 años, sigue compitiendo y colgándose medallas”, cuenta Ayelén.

El optimismo y el entusiasmo se reflejan en su voz, mientras en su mente seguramente vuelve a aparecer esa imagen con la que sueña desde hace años, en la que se ve compitiendo en una final olímpica. Esa visión que la ayuda a levantarse después de los golpes, que la impulsa a seguir entrenándose a pesar de las protestas de su propio cuerpo y que la motiva para no bajar los brazos. Nunca.

———————————————-

La marplatense Ayelén Tarabini sueña con una final olímpica en Tokio 2020.Foto: Fabián Gastiarena

Optimista por el nivel de las juveniles

Más allá de la inactividad por la lesión, que no la dejó competir durante todo el año pasado, Ayelén Tarabini sigue siendo una referente de la gimnasia artística femenina en Argentina, una rama en la que la marplatense ve un futuro prometedor. “Por ahí el nivel de las mayores se estancó un poquito, pero las juveniles vienen súper bien. En los entrenamientos veo muchas chiquitas que están haciendo mucha dificultad. Hasta la misma dificultad que hacemos nosotras. Y eso está bueno, porque también sirve para despertar a las más grandes y motivarlas”, analizó.

Además, celebró la reinauguración del gimnasio del CeNARD, que fue modernizado y equipado con nuevos aparatos. “Todavía no lo probé, pero vi fotos. Es fantástico, es como estar en Europa. Cuando nosotros vamos a disputar torneos afuera, llegamos, tenemos un día para entrenarnos y ya nos toca competir. Nunca llegamos a adaptarnos. Ahora vamos a poder tener la chance de prepararnos acá en aparatos de nivel mundial. Es un lujo. Ojalá se los cuide y los podamos aprovechar bien los deportistas de alto rendimiento”, comentó Tarabini.

te puede interesar

Para comentar, activá tu cuenta desde el mail que enviamos a tu casilla de correo.

Registro Propiedad Intelectual: 5205286. Propietario Arte Gráfico Editorial Argentino S.A. © 1996-2017 Clarín.com – Clarín Digital – Todos los derechos reservados.

*